top of page

Llámanos

(442) 374 1871

Retos del agua en el sector primario mexicano.

Prácticas agrícolas y soluciones acuícolas para preservar los ecosistemas y reducir el uso de agua en la producción de alimentos.

El agua es un recurso fundamental para el desarrollo sostenible del medio ambiente y la soberanía alimentaria del sector primario. Es por ello que es urgente adoptar prácticas regenerativas que reduzcan el uso de agua y preserven los ecosistemas acuáticos y agrícolas.



En Tierra de Monte, estamos comprometidos con el cuidado del agua y la preservación del medio ambiente. Gracias a las soluciones BioAgTech, se han logrado resultados significativos en la limpieza de mas de 16 millones de metros cúbicos de agua en granjas, evitando la contaminación y fomentando el crecimiento equilibrado de nuestros ecosistemas acuáticos para un entorno más saludable y próspero para todos.


Según datos del Banco Mundial, la disponibilidad de agua en México se ha reducido significativamente de 10 mil metros cúbicos por cápita en 1960 a 4 mil en 2012. Además, al menos 175 sitios han sido identificados como afectados por pesticidas en las aguas superficiales, subterráneas o en el suelo, lo que plantea importantes desafíos para nuestros recursos hídricos y ecosistemas en estados como Campeche, Guerrero y Sinaloa, por mencionar algunos.


La agricultura es un sector que depende en gran medida de las precipitaciones pluviales, lo que se traduce en una situación compleja debido a las olas de calor que amenazan con alterar drásticamente el equilibrio.


Por esta razón, en Tierra de Monte trabajamos en tres direcciones para afrontar la problemática del uso del agua:

  1. Prácticas de agricultura regenerativa: Al regenerar la tierra se regenera su estructura, por lo tanto, su capacidad de retención de agua aumenta y disminuye la necesidad de riego. Con esto, se restaura la capacidad de filtrado y se restablecen mantos acuíferos, lo cuál ayuda al sistema de agua en las comunidades, de los ríos, lagos, etc. Con esto mitigamos una parte fundamental del problema: Según la Conagua, el 57% del agua utilizada se desperdicia por riego ineficiente.

  2. Insumos agrícolas biológicos no contaminantes: Al sustituir pesticidas evitamos la contaminación de las aguas que llegan a los ríos, lagos, mantos freáticos y esto hace que mejore la disponibilidad y calidad del agua. Este es un avance significativo puesto que la agricultura utiliza entre el 68% y el 70% del agua en el país.

  3. Soluciones acuícolas que elevan la calidad del agua, como AqA y AqA-B: Estas soluciones creadas dentro de la plataforma tecnológica BioAgTech, han demostrado la capacidad de proteger los cultivos acuícolas y, por lo tanto, el ecosistema dentro del que habitan.


Es crucial que en el presente tomemos medidas para preservar el agua y garantizar la soberanía alimentaria y el desarrollo sostenible del sector primario. La tecnología BioAgTech es una alternativa con soluciones probadas.

¡Si este artículo te ha parecido interesante, te invitamos a compartirlo para que cada vez seamos más los que cuidamos de nuestros recursos!

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page