Nematodos: los gusanos más caros del mundo


Los nemátodos son de los seres vivos más diversos y dispersos del mundo. Se pueden encontrar en el agua de un charco, así como en el suelo agrícola y, en algunos casos, en el intestino humano (en donde se nombran “lombriz intestinal”, aunque son muy diferentes de las lombrices).


Tienen una estructura generalmente tubular (aunque en algunos casos ésta puede tornarse en esférica durante algunas etapas), cubierta por una cutícula exterior formada por secreciones. La hipodermis, ésta si formada por tejido, funciona como sitio de anclaje para músculos longitudinales que permiten un movimiento peristáltico dorso-ventral.


Los nematodos parásitos de plantas tienen una estructura móvil llamada estilete, cuya función es perforar células de las plantas, ya sea para drenar nutrientes o para inyectar enzimas que producen en las glándulas salivales de la faringe asociadas, en muchos casos a vías de patogenicidad


Aunque existen pocas especies nocivas para la agricultura, éstas representan algunas de las plagas más dañinas y con mayor impacto económico a nivel mundial, estimado en 100,000 millones de dólares anuales en 2014.


Los nematodos del género Meloidogyne, en particular, se encuentran en la lista de las plagas más destructivas y de más difícil control.


Los nematodos pertenecientes a dicho género son también llamados “noduladores”, debido a que se introducen en las raíces de las plantas y se establecen en sus tejidos. Una vez ahí, generan en las células un desarrollo anormal que las convierte en gigantes multinucleadas – como el cáncer – , que funcionan como fuente de alimentación del animal hasta su muerte. Estas células forman tumoraciones en las raíces que reciben el nombre de “nódulos”, y drenan nutrientes a las plantas en favor del patógeno, al mismo tiempo que se vuelven ineficaces para la absorción de nuevos nutrientes.


Hasta hace pocos años (y tristemente, aún actualmente en algunos casos) la fumigación del suelo había sido la estrategia predilecta para la prevención de la plaga, ya que su efectividad es mayor que con métodos correctivos ya establecido el cultivo, y permite eliminar al mismo tiempo otro tipo de organismos patógenos, debido al amplio espectro de los fumigantes.


Pero… es precisamente en este amplio espectro que radica también su mayor riesgo: al fumigar el suelo se eliminan organismos de manera general. Entre ellos, por supuesto, organismos patógenos, pero también muchos otros inofensivos o incluso benéficos, que son los principales responsables de la productividad de las parcelas.


Al eliminarse inespecíficamente los organismos del suelo, se rompe el balance del ecosistema.


Si bien esto puede ser pasajero, gracias a la gran capacidad de regeneración del ecosistema del suelo (rizósfera), sí se altera el estado de equilibrio original y en casos extremos, puede llegar a ser irreversible, además que a la larga podemos favorecer la población de la plaga. ¿cómo?


Pensemos que tenemos un problema de nemátodos. Seguramente es porque tenemos una población muy grande respecto a los demás organismos. Entonces fumigamos el suelo. Si hay 10 nemátodos y 5 de todo lo demás, cuando se restituyan las poblaciones, lo más probable es que se restituya primero la que tenía mayor número de individuos.


También recordemos que los nemátodos nodulantes se encuentran causando problemas porque están DENTRO de las raíces y por tanto más protegidos de la fumigación que sus competidores o depredadores como los nemátodos de vida libre y algunos hongos.


Esto significa, en resumen, que se afectará más a los depredadores de las plagas que a las plagas en sí mismas.


¿Cómo entonces debemos abordar esta plaga?:

  1. Generar las condiciones para que los nemátodos de vida libre vuelvan a establecerse en el suelo.

  2. Introducir hongos y bacterias antagonistas de nemátodos patógenos, para disminuir la presión de la plaga.

  3. Proveer inductores de los sistemas de defensa tanto de las plantas como de las bacterias asociadas.


  1. Regenerar las raíces dañadas y promover el desarrollo de raíces

Estos efectos en conjunto pueden controlar las poblaciones de nemátodos no sólo de manera efectiva, sino duradera e incremental ciclo con ciclo.


En Tierra de Monte, mediante el uso de un paquete tecnológico ReviB + ReFuerza, promovemos los procesos previamente mencionados obteniendo resultados contundentes en Uva de Mesa, Papaya, Jitomate y Cafeto.


Tierra de Monte

Carretera a Tlacote #186 local 106. 

Querétaro, Qro.  C.P. 76179

​México.

© 2018 by ByVo Marketing SA de CV

  • Negro del icono de Instagram