Hombres necios que acusáis a los Thrips sin razón...

Actualizado: 14 de may de 2019

Sin saber que sois la razón de su invasión.

Los Thrips son un grupo de insectos bastante curioso. No son los más destructivos, los más grandes, ni los más resistentes al control. Incluso, muchos de ellos no tienen características anatómicas que favorezcan la dispersión. Sin embargo, se encuentran entre los insectos más invasivos que hay.


Existen muchas condiciones que favorecen el ingreso de estos artrópodos a los sistemas agrícolas, muchas de ellas derivan de su biología, pero también varias dependen de las prácticas humanas. Apinothrips rufus, por ejemplo, es una especie sin alas, y sin embargo es de las más distribuidas a nivel mundial, gracias a la dispersión humana.



Hay cuatro rubros de afectación por Thrips, que no son mutuamente excluyentes:

  1. Daños directos al rendimiento y estética del cultivo.

  2. Transmisión de enfermedades virales.

  3. Contaminación de productos agrícolas.

  4. Molestias a los humanos cuando las poblaciones son muy elevadas.



Todos los Thrips pertenecen al orden Thysanoptera. De las 5500 especies conocidas, sólo el 1% se consideran plagas severas, y cerca del 0.16% se han asociado con la transmisión de tospovirus. Los miembros del suborden Tubulifera depositan sus huevecillos en la superficie del tejido vegetal, donde desarrollan dos estadios larvarios, una prepupa, y dos fases pupales.


Los miembros del suborden Terebrantia, compuesto por siete familias, ovipositan en el interior del tejido, y tienen sólo un estado pupal. Debido a lo primero, mucha de su dispersión se debe al trasiego de material agrícola alrededor del mundo. Hojas y frutos pueden contener suficientes insectos como para generar una población que supera el umbral mínimo viable, y puede establecerse de manera sostenida en nuevos ambientes.


Se han encontrado thrips incluso en las balastras de tierra de los barcos, lo que permite su dispersión por grandes distancias.


Aunque muchas especies de Thrips son monofágicas (utilizan sólo una fuente de alimento), la polifagia (la capacidad de utilizar varias fuentes de nutrición, como distintos tejidos vegetales de muchas especies de plantas, otros insectos o esporas de hongos) es una característica que se asocia con la capacidad de invadir un ecosistema.


La fuerza de la invasión depende de factores como: la cantidad de individuos que conforman la población pionera, la capacidad de incremento de dicha población debida a características intrínsecas de la especie, barreras climáticas en el momento de la colonización, y la presión biológica de rechazo del ecosistema invadido.


Es muy importante notar que cuando los Thrips viajan, rara vez están acompañados por sus parásitos o depredadores, lo que les permite ocupar nuevos territorios sin enemigos naturales.


Gracias a su pequeño tamaño, algunos pueden ingresar a invernaderos a través de los poros de las mallas de protección, y así protegerse de las inclemencias del invierno en regiones extremas.



Para evitar los daños por Thrips, es indispensable su control en etapas tempranas de infestación y, de ser posible, utilizar medidas preventivas.


El control biológico de Thrips mediante bacterias y hongos antagónicos ofrece una serie de ventajas sobre las alternativas:

  • Puede ser aplicado preventivamente, permitiendo una ventana de actividad de varias semanas, lo que permite disminuir el riesgo de que una población pionera se establezca en el cultivo.

  • Permite detonar o incrementar la respuesta defensiva de las plantas por la vía del ácido jasmónico, confiriendo al cultivo mayor capacidad intrínseca de resistencia.

  • Puede ser aplicado en cualquier fase del cultivo, sin afectar el calendario de cosecha o reingreso.

  • Un tratamiento eficiente permite disminuir los costos de control, que pueden llegar a elevarse más allá de los umbrales viables.

  • Pueden aplicarse sin dañar a las poblaciones de insectos polinizadores y depredadores.

En Tierra de Monte utilizamos una combinación de hongos y bacterias, bajo el nombre comercial Pro-t-g, que permite el control preventivo y correctivo de infestaciones de Thrips, introduciendo ecto y endoparásitos al ecosistema del cultivo.


Referencias

Morse JG, H. M. (2006. ). INVASION BIOLOGY OF THRIPS. Annu. Rev. Entomol. , 67–89.

CONTÁCTANOS

Tierra de Monte

Carretera a Tlacote #186 local 106. 

Querétaro, Qro.  C.P. 76179

​México.

© 2018 by ByVo Marketing SA de CV

  • Negro del icono de Instagram