La otra mujer rural: la agrónoma

En México, la cuarta parte de las Unidades Económicas Rurales (UERs) son conducidas por mujeres, y este número es creciente.



Esta situación coloca a las mujeres rurales como actores económicos relevantes con influencia en los resultados de producción e ingreso y por lo tanto como un elemento estratégico para incidir en el nivel de vida de las familias del sector rural mexicano.


Sin embargo, más allá de su papel como productoras o jefas de familia, existen un gran número de mujeres profesionales de la agricultura, ya sea por tradición o por vocación, que estudian y se capacitan en las ciencias e ingenierías agronómicas.


La llegada de las mujeres al campo, desde la docencia, la investigación y la producción, fue el resultado de muchos años de esfuerzo para ganar terreno en un sector tradicionalmente dominado por los hombres, sin embargo las agrónomas, figuras aún raras en este sector, siguen luchando por hacerse un lugar en el agro.


Este gremio observa que las oportunidades laborales para ellas se están ampliando en la docencia y la investigación pero siguen estancadas en el campo debido a situaciones culturales y de género. Ya sea por prejuicios arraigados, por incapacidad de adaptación hacia las condiciones específicas de ser mujer como la maternidad o por simple falta de costumbre, lo cierto es que las mujeres siguen siendo indirecta y abiertamente excluidas.



Esto último es una gran pérdida para el país puesto que, hasta 2015 había un fuerte déficit de esta profesión que no ha podido ser llenado por mujeres, en gran medida debido a la reticencia de productores y profesionales a seguir el liderazgo de una mujer.


Un impedimento importante en esta cuestión es la inseguridad y en particular la violencia de género que se vive en América Latina y muy particularmente en nuestro país.


Iris Munguía de la Secretaría de la Mujer de la Federación de Sindicatos de Trabajadores de la Agroindustria de Honduras, habla de que existen condiciones sociales, laborales y sindicales desfavorables para las mujeres en las plantaciones agrícolas. Su denuncia, sobre todo, se orienta hacia el acoso sexual y hacia el flagelo de la desigualdad salarial.


En un escenario de riesgo físico hacia las profesionistas, tanto éstas como los empleadores prefieren evitar la amenaza; es sin embargo una actitud que lejos de protegernos, perpetúa tanto la exclusión como la violencia y en lugar de replegarnos, debemos transitar hacia un campo seguro para las mujeres pero también para los hombres.


Desde Tierra de Monte, queremos agradecer hoy, Día Internacional de la Mujer Rural, a todas aquellas mujeres valientes y trabajadoras que ofrecen su esfuerzo para fortalecer nuestro campo, apoyar la economía de nuestro país y alimentar a nuestra población. A todas ustedes, todo nuestro reconocimiento y respeto.


CONTÁCTANOS

Tierra de Monte

Carretera a Tlacote #186 local 106. 

Querétaro, Qro.  C.P. 76179

​México.

© 2018 by ByVo Marketing SA de CV

  • Negro del icono de Instagram