¿Tú cuidas tu capital natural?

Capital es todo aquello que tú tienes que te permite producir. Tu capital financiero es aquello que puedes invertir para comprar equipo o materia prima para producir bienes y obtener ganancias, tu capital humano es la mano de obra y la inteligencia que proveen tu y tu equipo de trabajo para resolver problemas y satisfacer necesidades. La naturaleza también nos provee de procesos y de insumos para poder llevar a cabo nuestro trabajo y a éstos se les conoce como Capital Natural.


El Capital Natural se define como:  El conjunto de recursos naturales que pueden proveer bienes, servicios o satisfacer una necesidad.


Estos recursos tienen un valor propio por el mero hecho de existir pero adicionalmente también tienen un valor monetario dentro de nuestra economía. Aquí algunos ejemplos:

  1. Imagina una planta de tratamiento de agua gigante que tuviera que limpiar el agua de Nueva York. Instalar esta planta costaría de 6 a8 billones de dólares + 300 millones en gastos de operación/año. La Cuenca Catskill lo hace gratis.

  2. Imagina que 1 de cada 3 frutos que se producen a nivel mundial tuvieran que haber sido producto de la polinización manual o por medio de abejorros rentados. Eso costaría alrededor de 200 billones de dólares/ año. Los polarizadores salvajes lo hacen gratis.

  3. A nivel mundial, la biodiversidad (plantas, hongos, bacterias con propiedades medicinaes)produce para la industria farmaceútica 40 mil millones USD /año

  4. La infiltración de agua para prevenir asolve de ríos, lagos e inundaciones previene desastres que costarían 6 mil millones de USD/año en reparaciones, sólo en daños materiales sin contar las pérdidas en vidas humanas y amenazas a la salud pública.

Quieres un ejemplo más cercano? Mira hacia abajo

  • Tu SUELO protege las semillas y provee anclaje para las raíces de tu cultivo.

  • Tu SUELO permite el intercambio de minerales, transformándolos en compuestos biodisponibles que pueden ser absorbidos por diferentes organismos.

  • Tu SUELO es un amortiguador y dosificador de nutrientes, actuando como almacén de sustancias químicas y proporcionándolas a las plantas conforme lo necesitan.

  • Tu SUELO descompone los desechos, los convierte en moléculas pequeñas y simples que pueden ser utilizadas como nutrientes y los reincorpora a las plantas.

  • Tu SUELO es el lugar donde el nitrógeno del aire se convierte en nitrógeno disponible para las plantas.

  • Tu SUELO controla plagas y enfermedades pues la diversidad de organismos y microorganismos que viven en él, evita que un sólo individuo se aproveche y domine el sistema (como una plaga o unaenfermedad) por medio de diferentes mecanismos: competencia, depredación, parasitismo, etc.

  • Tu SUELO es el hogar y reservorio de los microorganismos que se asocian con las plantas y animales (incluyéndonos a nosotros) proveyéndoles de sustancias protectoras y detonando su sistema inmune.


Tu SUELO guarda en sí mismo una gran parte de tu capital natural que permite la producción de alimentos, forrajes y combustible.

¿Por qué debo cuidar mi capital natural?


Imagina que tu tierra es un banco y que ahí tienes ahorrado mucho dinero (capital), ese dinero está siendo invertido en todos los servicios que te mencionamos anteriormente. Estos servicios son tan buenos y tan eficientes que el banco te da intereses (cosecha).

Un día decides no sólo sacar intereses, sino que sacar un poquito del capital. Al principio no se nota porque tienes aún mucho dinero que sigue trabajando y llena el hueco pero luego ya no esperas a que el capital se regenere; decides sacar más, más rápido y tu capital ya no genera tanto, así sostenidamente, ciclo tras ciclo.



Eventualmente tu cuenta se vacía, tu tierra se empobrece y ya no tiene reservas para darte, entonces pides un préstamo (le pones fertilizante) y con eso vives, el ciclo siguiente vuelves a pedir un préstamo y no sólo ya no tienes nada en tu cuenta sino que ya debes, cada año tu cuenta es más pobre y tu tienes más deudas.


¿Y que hay que hacer para salir de este círculo vicioso?

Volver a poner en marcha todos aquellos procesos que generaban riqueza devolviendo al suelo los agentes (microorganismos) que los llevan a cabo y las condiciones para que éstos puedan trabajar.


Esta es la lógica de Tierra de Monte. no buscamos producir de forma artificial y a corto plazo sino poner a tu cultivo y a tu suelo en números negros.  Así, cada vez que usas los productos Tierra de Monte es como si depositaras un cheque a tu cuenta de capital natural para que tu y tierra puedan seguir viviendo de sus intereses.

Tierra de Monte

Carretera a Tlacote #186 local 106. 

Querétaro, Qro.  C.P. 76179

​México.

© 2018 by ByVo Marketing SA de CV

  • Negro del icono de Instagram