La bata y la bota. Del campo al laboratorio

El trabajo agrícola es una actividad de presencia, de observación y de cercanía; por parte de los productores hacia su tierra y por parte de los que nos dedicamos a atenderlos y servirlos.

Con la Revolución Verde y posteriormente con la inclusión de las ciencias biológicas en los programas de manejo, los fabricantes de insumos fueron perdiendo el contacto con las necesidades reales rurales y en muchos casos, los productos y metodologías  han abandonado por completo la visión de los productores concentrándose en datos y experimentos de laboratorio.

En este acercamiento que nosotros llamamos “Del Laboratorio al Campo”, los resultados del laboratorio se extrapolan sin tomar en cuenta la complejidad tanto de los sistemas naturales como del sistema económico y social rural. Productos caros, complejos, poco efectivos, difíciles de aplicar y de comercializar en el mejor de los casos o francamente negativos para la productividad y la biodiversidad, han sido liberados al mercado con resultados variables.

Para responder a esta situación Tierra de Monte incorporó en su diseño tanto de comercialización como de Investigación y Desarrollo el acercamiento “Del Campo al Laboratorio” en el que todo lo que hacemos se alimenta de las necesidades vigentes de los productores en tiempo real.

¿Cómo funciona?  Caso CreCR:

Problema: Los cereales son cultivos de volumen indispensables para la alimentación humana y animal que alcanzan precios muy bajos en el mercado. Sin embargo cada vez son más caros de producir debido a que la capacidad productiva (fertilidad) de las tierras donde se siembran va en descenso y los cambios químicos del suelo convierten los fertilizantes en formas no aprovechables. Esto causa que se requiera incorporar cada vez más fertilizantes, los cuáles a su vez son más caros debido a su dolarización. Necesidad: Una herramienta MUY barata que libere los nutrientes secuestrados en el suelo y que potencie el uso de los fertilizantes químicos de manera que se pueda disminuir de manera paulatina y sostenida el volumen que se emplea tanto para bajar costos de manejo como para migrar de manera económicamente viable hacia esquemas orgánicos para darle valor agregado a estos commodities.

Estrategia:

  1. Un Aliado en campo detectó esta necesidad y la compartió con el equipo científico de Tierra de Monte.

  2. La Red acordó que ésta es una necesidad global.

  3. Los aliados preguntaron en sus regiones determinando cómo debía ser la herramienta que sus usuarios deseaban adquirir en cuanto funciones, costos y formas de aplicación.

  4. Se desarrolló el producto y se probó de manera piloto.

  5. Se compartieron resultados con la Red quienes posteriormente implementaron pruebas piloto en otras regiones del país.

  6. En base a los comentarios de los productores, se afinaron los detalles en cuanto concentración, efectividad, solubilidad, costo, presentación, etc.

  7. El producto está siendo sometido a diversas pruebas de desempeño en alianza con el CIMMYT.

  8. El producto se liberó de manera comercial.

A partir de su liberación todos los nuevos usuarios reciben de manera totalmente gratuita una prueba de desempeño en sus parcelas que incluye:

  • Protocolo de aplicación.

  • Producto necesario para la duración de la prueba entregado paulatinamente para cada aplicación.

  • Seguimiento

A partir de este procedimiento seguimos monitoreando al desempeño del producto e incorporando mejoras de forma permanente del tal que suerte que :

EL PRODUCTOR: obtiene lo que necesita en el momento en el que lo necesita en la forma en la que lo necesita

EL ALIADO: Cuenta con un mercado para las soluciones que detecta, obtiene herramientas de venta y se adelanta a las

tendencias agrícolas.

Así, en Tierra de Monte buscamos juntar la bata y la bota para hacer ciencia útil, flexible y pertinente para que llegue a ti cuando la necesitas – o antes – .

CONTÁCTANOS

Tierra de Monte

Carretera a Tlacote #186 local 106. 

Querétaro, Qro.  C.P. 76179

​México.

© 2018 by ByVo Marketing SA de CV

  • Negro del icono de Instagram