Frente al individualismo y la competencia: redes y colaboración.




Recientemente fuimos a un foro para discutir estrategias de sostenibilidad en diferentes sectores y llevar la voz del campo a las grandes agendas. En este foro y en casi todos a los que vamos, notamos un gran escepticismo ante nuestra tecnología y nuestra manera de acercarnos a nuestra gente.


 ¿Cómo logran que sea más barato?

¿Cómo costean llegarle a los productores si son tantos y están tan lejos?

¿Cómo pueden dar más rendimiento que los orgánicos sin los daños de los agroquímicos?

Una solución más eficiente y más barata… uno creería que los grandes ya lo pensaron antes


En pocas palabras…. Se Oye Muy Ojona pa’ Paloma


Entonces, si ustedes también tienen estas dudas, permítannos platicarles exactamente que hacemos y como lo hacemos:


El problema

Los pequeños agricultores enfrentan una realidad difícil: por un lado, la falta de rendimiento y calidad de sus cosechas los excluye de mercados de alto valor, y les impide la comercialización directa. Por otro, las opciones tecnológicas que llegan a ellos significan el sacrificio económico al corto plazo derivado del pago de insumos costosos en dosis que se incrementan año con año, o al largo plazo, por el uso de aditivos que deterioran el capital natural de sus tierras, y la salud de los usuarios y sus familias.


Por su parte, los grandes agricultores se enfrentan a una tierra cada vez menos productiva, insumos cada vez más caros, plagas cada vez más resistentes y una competencia feroz.


La  disyuntiva para todos es rendimiento contra costo; productividad contra responsabilidad ambiental.


La solución: Redes y colaboración


Nosotros partimos de un pensamiento distinto y ese es el que estamos tratando de difundir: Lo más eficiente siempre será colaborar, repartir, cooperar.


En base a esto, en Tierra de Monte diseñamos una estrategia tecnológica que nos permite producir insumos agrícolas que no actúan en detrimento ni del agricultor, ni de la ecología, y que permiten alcanzar rendimientos que superan a los de la mayoría de las alternativas, y trabajar en conjunto con éstas para potenciar el efecto de ambas. En este mismo sentido, hemos también desarrollado un sistema de comercialización y expansión que nos permite generar relaciones balanceadas con los usuarios, devolviendo el valor a todos los agricultores, especialmente a aquellos que están en la base de la pirámide.


…Y es aquí donde se comienzan a levantar las cejas…  La gente no confía en lo bueno, bonito y barato; tendemos a esperar el “pero”. Lo bonito de nuestro modelo Redes que Transforman es que no hay Pero; hay conocimiento y sentido común.


Entonces… Exactamente ¿Que son las Redes que Transforman?


Redes que Transforman, Tecnología:


La agricultura, una actividad que es inherentemente dependiente de las relaciones naturales, se ha convertido en una labor de antagonismo. A partir de la siembra, se esta