Caso de éxito: Caña en Huehuetán Chiapas

La caña de azúcar en Chiapas estaba presentando problemas de rendimiento. Por un lado, los tallos no alcanzaban el grosor deseado. Por otro, no tenían el contenido de azúcares que el ingenio exige, y por lo tanto recibían constantes penalizaciones.



Los suelos cañeros son de los más dañados por agroquímicos y monocultivo, que se utilizan indiscriminadamente, al mismo tiempo que de los más contaminantes y consumidores de agua.

Cuando nos contactaron, presentamos un programa general de manejo para enriquecer la comunidad microbiana, que estimábamos estaba bastante deteriorada, y podría ser la fuente de la pérdida de vigor del cultivo.


Durante el proyecto (alrededor del tercer mes de aplicaciones), la red eléctrica sufrió un daño mayor, y nos quedamos sin la energía necesaria para continuar. Más importantemente, nos quedamos sin bomba hidroneumática para regar el cultivo, por cerca de dos meses.


Evidentemente, el daño al cultivo fue enorme. Sin embargo, las tablas tratadas por Tierra de Monte soportaron mucho mejor la sequía. Tanto así, que no mostraron señales de amarillamiento sino hasta pasadas semanas de quedarse sin riego.


Hace poco se comunicó el ingeniero responsable, quien nos comentó que efectivamente y a pesar de todo, su rendimiento se incrementó con respecto al Testigo (que quedó devastado) y con respecto al histórico.


Esto demuestra que un suelo sano es también un seguro para el cultivo.

Tierra de Monte

Carretera a Tlacote #186 local 106. 

Querétaro, Qro.  C.P. 76179

​México.

© 2018 by ByVo Marketing SA de CV

  • Negro del icono de Instagram