Tierra de Monte

Carretera a Tlacote #186 local 106. 

Querétaro, Qro.  C.P. 76179

​México.

© 2018 by ByVo Marketing SA de CV

Agricultura Climáticamente Inteligente: El Agro como pilar de cambio.

Por: Alejandro Pacheco




La agricultura es un pilar importante dentro de la economía mundial; de acuerdo a datos de la FAO, 2 570 millones de personas dependen de la agricultura y otras actividades primarias, representando el 42 por ciento de la humanidad.



Esto indica que, al ser un sector productivo enorme, genera un gran impacto a nivel social, cultural, económico y también ambiental. Por lo cual constantemente se generan nuevos conceptos, técnicas, metodologías e innovaciones que permitan ir caminando a un mejor desarrollo e impacto en estos ejes reactores en nuestra sociedad.


Uno de estos esfuerzos es la llamada Agricultura Climáticamente Inteligente.

La agricultura climáticamente inteligente, por sus silgas en inglés (CSA), pretende mejorar la capacidad de los sistemas agrícolas para prestar apoyo a la seguridad alimentaria, e incorporar la necesidad de adaptación y las posibilidades de mitigación en las estrategias de desarrollo agrícola sostenible.


La CSA no es una tecnología o práctica agrícola específica que pueda aplicarse universalmente, sino que es un enfoque que requiere evaluaciones específicas para cada lugar con el fin de identificar tecnologías y prácticas de producción agrícolas adecuadas. Este enfoque:

· Se ocupa de los complejos retos interrelacionados de la seguridad alimentaria, el desarrollo y el cambio climático;

· Reconoce que estas opciones serán conformadas en función de los contextos y capacidades específicos de cada país y de la particular situación social, económica y medioambiental donde será aplicada;

· Evalúa las interacciones entre sectores y las necesidades de las distintas partes interesadas involucradas;

· Identifica barreras para su adopción, especialmente entre los agricultores, y proporciona soluciones apropiadas en términos de políticas, estrategias, acciones e incentivos;

· Busca la creación de entornos favorables mediante una mayor alineación de políticas, inversiones financieras y acuerdos institucionales;

· Priorizar el fortalecimiento de los medios de vida, especialmente los de los pequeños productores, mediante la mejora del acceso a los servicios, el conocimiento, los recursos (incluidos los genéticos), los productos financieros y los mercados;

· Aborda la adaptación y el desarrollo de resiliencia a las crisis, sobre todo a aquellas las relacionadas con el cambio climático, puesto que la magnitud de los impactos del cambio climático tiene implicaciones fundamentales en el desarrollo rural y agrícola.

Existen muchos grupos e instituciones que se han unido a estos esfuerzos como lo es el Banco Mundial siendo uno de los principales financiadores del sector agrícola, trabajando con los países para introducir recursos, innovaciones e infraestructura para que el sector incorpore estas prácticas.


En México, CIMMYT, SAGARPA, SIAP, el INIFAP, la Conafor, el Inca Rural, el IICA, la Universidad Autónoma Chapingo, el IMTA, el SNITT, GIZ, y el BID, trabajan con el sector de manera conjunta con los productores para identificar elementos clave que permitirán su implementación exitosa en nuestro territorio.


Algunos de los proyectos que actualmente en nuestro país son:


*El uso de maíces criollos mexicanos que son una fuerte arma para hacer frente al cambio climático ya que por su milenario origen, pueden contrarrestar plagas, sequías, e incluso solubilizar fósforo o fijar nitrógeno; además de ser una opción viable para la autosuficiencia alimentaria.


*El uso de aplicaciones como la app PRODUCE elaborada SAGARPA y él envió de mensajes SMS con información relevante que permite al productor tener la información necesaria par actuar ante las problemáticas de interés.


El compromiso de Tierra de Monte

Si bien el producir en mayor cantidad está dentro de la preocupaciones de la agricultura actual debemos dar un paso más adelante, que la agricultura sea una actividad que genera estabilidad para los productores y las familias que dependen de la sus tierras, que el trabajar el campo no quede fuera de las prioridades de la juventud actual al verlo poco rentable, que la comida que llegue a todas nuestras mesas sea alimento de calidad y libre de compuestos nocivos y que estas prácticas ocasionen el menor impacto en nuestro planeta.


En Tierra de Monte nos encontramos unidos y comprometidos con estos esfuerzos, generando tecnología e información que sea del mayor beneficio para todos los que integran y forman parte de esta red.


Gracias al apoyo y confianza de todos ustedes en 2018 hemos logrado:

· Aumentar el rendimiento de los cultivos en un 40% disminuyendo costos en un 30%.

· Liberar los cultivos de 5000L de pesticidas y 7000L de fungicidas.

· Controlar plagas en 1400 Has

· Impactar en 15000 Has y cerca de 10,000 personas.


¡Sigamos caminando y trabajando de la mano por el campo que nos merecemos!









Referencias

http://www.fao.org/docrep/008/a0015s/a0015s04.htm

http://www.fao.org/climatechange/37495-0edc2355c27f19ee5cee068a90496add9.pdf

https://www.bancomundial.org/es/results/2017/11/29/climate-smart-agriculture

http://conservacion.cimmyt.org/es/rss-conservacion/2630-2018-08-14-15-09-07

http://www.milenio.com/negocios/apps-para-el-campo-mexicano

  • Negro del icono de Instagram